google.com/+MmarazuladaBlogspotCeleste

martes, 4 de febrero de 2014

LA CASA DE AL LADO

Desconectaras mientras dure tu visita por este,mi altillo.




Recientemente me he venido a vivir a casa de mis abuelos,que lleva mucho cerrada;
Hasta ahí todo parece normal,pero,no lo es.A  medida que vaya contando este relato,os iréis dando cuenta,que las cosas no son lo que parecen,que algunas,tienen doble sentido,y otras,son como son sin buscar otro tipo de explicacion,porque jamás  podría explicarse  lo que ahora contaré……
Empecé a desembalar las cosas de las cajas con toda la ilusión del mundo,y si hubiese podido comparar a algo asi,podría asemejarlo  con el día de una boda de la adolescente que prepara con primor todo su ajuar esperando el acontecimiento,que es el sentimiento más cercano a la alegría que sentía y a mi euforismo desbordado,tanto,que se convirtió en el extremo opuesto y contrario,ya que todos mis sentimientos derivaron en una sola palabra,y esa palabra terrible es ….MIEDO.
 Empecé a desembalar las cosas,y a colocarla en mi nuevo hogar;Una casita con un buen patio,bien habilitada,casi reformada,y llena de luz.A mí me transmite mucha positividad.Oh…Cuanta luz!!mis macetas,mis animales,mis tiestos,e incluso nosotros,que despues de haber estado entumidos en un piso super reducido,por fin hemos abierto las alas a todo lo largo…..
Ha llegado la noche y estoy cansadísima,igual que el resto de la familia.Hasta los niños han cambiado el chip y han acabado acostados en las camas sin sábanas ni mantas,y hace un frío que “pela”.
Sólo son las siete,pero la oscuridad ha invadido todo.Tengo el calentador encendido,porque la casa lleva tiempo sin habitar,e intento acomodarla lo más rapida posible.Miro hacia los lados,y veo cajas y cajas aun sin desembalar,y a pesar de no ser tarde,tengo la terrible sensacion que son como las doce de la noche.No hay estrellas,las farolas de esta zona estan apagadas,y he tenido problemas electricos durante todo el día,ya que he puesto cuatro veces ya el reloj del horno,hasta que he decidido no perder el tiempo en vano.Pensaba que habian estado arreglando alguna avería causada por la lluvia,aunque al ser más temprano cuando empezo el problema,no le he dado la importancia que realmente tenia,pero,pasa el tiempo,y el reloj va avanzando,y,junto a el,no paran de venir problemas junto con la lluvia y el temporal que ha saltado.
He acomodado los niños lo mejor posible,ya que no he querido despertarlos,y he hecho algo de comer por si se despiertan,porque caere exhausta dentro de unas horas.Ya me he quitado los auriculares y he puesto un ratito la tele,para sentir algun sonido y sentirme mas acompañada,porque los demas,es como si no estuviesen en la casa.

Miro por las ven tanas de la casa que dan al patio,y las casas colindantes lo tienen todo cerrado.Parece que no vive nadie ahí,que no hay vecinos,sólo he oido algun perro o algun gato que peleaba en la calle y maullaba estrepitosamente.Asi,que no he visto aún como son.No tengo referencia de ninguno de ellos,ni conozco a nadie;La barriada se veia bastante tranquila,por eso nos decidimos a venir aquí.Y hablando de tranquilidad,en un instante,sentí algo que me estremecía el cuerpo.Sentí un roce gélido que me hizo poner los pelos de punta.En la casa se bajó la temperatura;miré el calentador que se había apagado.Yo había sacado unas velas,ya que la ultima vez que se fue la luz,era tarde y no se veia nada,por lo cual me decidi a preparme por si volvia a tener problemas y asi fue,pero con este apagón,llego el frio y empezaron a ocurrir cosas muy,pero que muy raras.
Fue todo muy rápido,el frío,el calentador,y la luz,y ese roce en mi piel que duró un instante pero que me parecio eterno.Me desvanecí y al mirar la hora ya eran las cinco y cuarto de la mañana.Seguía apagado todo,y no se,si fue mi cansancio,o las circunstancias,los sueños entremezclados y el espanto dentro de ellos…En mi sueño había una casa.Una villa,una hacienda,o un caserón.Era una mezcla de amorfa de muchas cosas que se desvanecia en mis recuerdos de mi mente recién despertada.La temperatura de mi cuerpo había bajado bastante,creo,que fue el frío lo que me hizo despertar.Me bajélas mangas y me asomé al patio;El viento soplaba con fuerza,y oía a lo lejos un sonido que me hizo mirar hacia el lugar de donde venía.Enfrente de mí,no muy lejos,estaba él,ese arbol gigante que se expresaba en lamentos con sus ramas ayudado con el viento.Un arbol que gemía,que lloraba,que se retorcía en su dolor,y en un movimiento brusco de uno de sus agigantados brazos,me ví acercándome a él mentalmente en una realidad fantasmagórica y  peculiarmente  rara.Su copa se convirtió en un rostro espeluznante que me hizo correr hacia dentro de mi casa y cerrar la puerta de golpe,y de repente,eran las nueve de la mañana.Los platos estaban vacios,los niños tapados,yo con un pijama que no recuerdo haberme puesto,y ni siquiera a que hora o cuando comieron los niños.El calentador estaba puesto,las velas apagadas,y todo en absolutas normalidad.Así que lo más cuerdo,fue pensar que me dormi exahusta y que el viento hizo que tuviese una pesadilla.
Aprovechando que era fin de semana y mientras los niños andaban con la familia,me tome un respiro,y me puse a investigar por la zona con mi camara de fotos,para desconectar un poco  antes de retomar el orden en casa y seguir desembalando las cajas.Quería tenerla lista para el Domingo,así,que lo dejé todo y Sali fuera.
Llegué a aquella casa,la del arbol que subía en altura a un edificio de cinco plantas.Ya daba miedo,y el día acababa de empezar.Mirandolo estaba cuando por mi lado pasó un anciano,que se paró al observar mi curiosidad y la expresion de mi rostro al mirarlo incluso donde mi vista lo perdía por altura.Al igual que subi la cuesta impulsada por una fuerza envolvente,que me atraía hacia la casa cercana a la mía,me situé en la realidad por el saludo afable del anciano,con el que agradecí haberme topado e irme hacia abajo con el.Me acompaño hasta mi puerta,y al parar,ante mi curiosidad al preguntarle,me conto la historia de aquella casa.”La casa de al lado”.

Y me contó el anciano,que apenas habían vecinos,que poco a poco se habían ido.Que unos se iban,y otros como yo,llegaban sin saber que la zona tenia una historia lúgubre y misteriosa que rodeaba toda la zona.Y que algunos como él,ya estaban tan mayores y acostumbrados a todo,que cualquier noche de susto,podia ser su hora,pero que ya habían vivido bastante,y que alguna vez tendrian que irse por siempre de este mundo.
Nadie queria vivir alli,en la actualidad,A pesar que  en el pasado,en aquella casa,en una epoca hubo vida,hubo risas,felicidad y flores….muchas flores.
Alli vivía un matrimonio,en una epoca bastante lejana;Me cuenta aquel anciano,que le contaron a el sus mayores,la historia de una familia ilusionada que cuidaban un patio de rosas,con unos senderos y unos bancos en donde en dias de sol,se dejaban acariciar por el al sentarse mientras admiraban los jardines cuando las rosas abrían y explotaban llevando su contraste al verde del cesped recien cortado.Desde la calle,solo se veía una fachada blanquisima,un porton con dos llamadores felinos ,y alzando la mirada ese arbol que siempre fue un arbol que atravesaba el cielo.
A veces,algunos vieron depositar unas bolsas en el suelo al lado del porton,que despues de llamar al timbre,se abria con discrección para arrastrarlas hacia dentro,contaba el anciano,que la leyenda,o la historia,decía que el matrimonio tuvo un niño,niño al que nadie vió,pero se supo que existió,porque en una noche de tormentas,se rasgó la noche por el llanto de un bebé;Llanto que quedó sellado junto con la llegada de la lluvia que acompañó a los truenos y al fuerte temporal que saltó aquella noche.De repente……el último sonido del llanto del bebé,hizo temblar el suelo por el trueno que cayó justamente en el arbol al que rompió en dos una de sus ramas principales que equilibraban la armonía del tronco.El arból,se ladeó,y se giró parcialmente.Y a continuacion se arquearon las dos ramas que eran como sus brazos,una más acortada a consecuencia del rayo,y se quedó asi para siempre,acunando y protegiendo lo que nunca vio nadie,pero que todos sospechaban.Esa noche algo pasó.Nadie vio jamas al matrimonio,dicen que aquella misma noche,el manto de la oscuridad los protegió,y se fueron de alli,desapareciendo de forma siniestra y misteriosa al igual que el niño...

A partir de entonces,empezaron los cuchicheos.Unos,preguntaban a otros si sabían o habían descubierto algo nuevo sobre todo aquel asunto tan fantasmagórico .Por los alrededores y el entorno,de lo único que se hablaba,era sobre la pareja de la casa encalada,la del árbol de los lamentos.Otros la llamaban,la casa de los  desaparecidos.Todo eran habladurías no sabían nada a ciencia cierta.Todo suposiciones,en eso lo basaban todo,y,en eso quedó.La gente cada vez hablaba menos del tema,era como un tabú,algo prohibido,tan prohibido y tan secreto,que incluso dejaron de pasar por allí,para que sus hijos aún pequeños,perdieran la costumbre de hacerlo,por el miedo que se iba creando año tras años.Y los niños crecieron,y nada más se supo de todo aquello.Algunos,los adolescentes mas atrevidos,se retaban a pasar junto al lugar,todo,claro está,a espaldas de los padres.Dicen,que por las noches,aún era peor,pues los que más lograron acercarse,quedaron tan impactados,que,ni hablaron de ello,ni jamás volvieron a pasar por alli,ni siquiera lo propusieron.
El aspecto actual de la casa,por llamarla de alguna manera,dista mucho de lo que fue.Sus ventanas están derruidas,como todo lo demás,fueron además tapiadasQuién las tapió y en qué momento lo hicieron?;No hay hierba,solo pastos;Un techo hundido,lleno de tejas rotas,esparcidas por el alrededor.Los ventanales, de doble hoja de madera,con un pomo de hierro, todo está corroído por la carcoma,por detrás,pared.En pie,un portón gigantesco,con dos llamadores de hierro,con unos felinos de expresion terrorífica,desgastadas.Cascotes de piedras,muros caidos….De nuevo,mi curiosidad me pudo,y pasé la mañana del domingo,a recavar alguna información.Instintivamente, miré hacia arriba,y,ahí estaba,ese  árbol,lo juro
;Me  miraba.Me entró el pánico, no sabía por donde salir;quedé bloqueada.Intentaba mantener la serenidad,y me decía a mí misma,que sólo era un árbol.Un árbol gigantesco y grotesco,que me llenó el cuerpo de miedo.Todo se complicó ,cuando  oí  un susurro,era algo casi imperceptible;El viento había em pezado a azotar sus ramasy a su vez,esa sensación de  horror .No pude hacer ninguna foto al gigante.Una fuerza extraña,me incitaba  a entrar más y más para adentro,era algo turbador,inexplicable.¿Qué me estaba pasando?¿Cual era la fuerza misteriosa que me obligaba a retener allí?No quería mirar,volver a subir la mirada a lo largo del tronco.Juro,que no quería.Pero lo hice,y me arrepentí de ello.Ví un espectro en lugar del  árbol  que había estado allí momentos antes,y unas sombras,que parecían extender sus brazos  hacia mí.No recuerdo que fue lo que pasó después,como llegué fuera de nuevo.Sé que aquello ocurrió,lo sé porque estuve allí;Pero,cuando llegué a casa a mirar las fotos,sólo había la del porton del exterior
.Las demás,el resto,todas!No,no estaban.Me han quedado los recuerdos,y las ganas de irme vivir a otro lugar.Me dijo un abuelo,que por las noches,en días de viento y lluvia,se oye en la lejanía,el llanto de un bebé,y otros,de oídas que el bebé es acunado por las ramas de aquel espantoso gigante verde,y un lamento más lejano,que nunca descubrieron  de quien o quienes eran,porque en eso,discrepan,ya que se dice,que el lamento,es unísono y provocado por un hombre….y una mujer.No he vuelto a pasar por ahí. Ni siquiera  siento curiosidad.Después de ir de acá para allá,de preguntar a unos y otros,sabido esto último,me he quedado desolada  por no poder entender,que pasó realmente en esa casa.Qué fue de los padres,y del bebé.El porqué de tanto misterio,y el porqué de tanto miedo.Dicen por ahí,que la familia se mudó  a una casa menos fría,a un clima más cálido,porque no era lugar adecuado para criar al bebé.Dicen…..
Algún día,tal vez,alguien quiera terminar la historia,resolver las incognitas,y dar término a rumores.Yo,esperaré,que llegue ese alguien  y pueda cerrar”la puerta” que intenté abrir, pasen los años que pasen,porque yo,no olvidaré,la casa de los espectros.Y cuando llueva,cerrare todo bien cerrado,pondré la radio mas bien alta,para así no llegar a oir nunca,los lamentos,ni los llantos,pero,llegada la noche  noto una presencia,todo se transforma,confundo los sueños con la realidad la mayoria de las noches.El haber asegurado las puertas y ventanas no me sirve de nada,porque cuando llega el sonido del viento,se abren de forma inexplicable dando paso a la bajada de temperatura y sonidos que atraviesan los timpanos hasta lo mas profundo de mi ser….Aquel  anciano,tras despedirse,lamentó las circunstancias de la forma en que me habia tenido que contar aquella historia.Y también me dijo algo espeluznante,que si era capaz de resistir a todo lo que me vendría,tal vez envejecería,y muy rápido,y si no,que me iría en breve,que seria lo mas inteligente que podría hacer.

No  sé cuando empezó todo;Mis abuelos nunca me hablaron de nada.
Cuando murió mi abuelo,se llevó el secreto a la tumba,y,mientras mi abuela vivió,recuerdo que al preguntarle como se encontraba y como lo estaba pasando sola,me decia con exclamacion:Hija,no….nunca estoy sola.Cosa que jamas entendí….Hasta que me vine a vivir a casa de mis abuelos.Es ahora despues de tantos años de haber estado deshabitada,y haber vivido en ella,que entiendo que hasta sus últimos días,hubo una presencia que los acompañó.Primero a ellos dos,luego a ella,y ahora….Ahora me toca a  mí…..
(MarAzul)  http://mmarazulada.blogspot.com/2014/02/la-casa-de-al-lado.html